De merienda en una tarde de domingo. Ya sea en invierno, al abrigo de la lluvia, o en verano, al fresquito del aire acondicionado. Disfruta de nuestras crepes, las tortitas calientes con nata o caramelo, el café recién hecho. O quizá una infusión. o puede que un batido. En cualquier caso, ¡disfruta!